Colocación de pendientes

Enfermera del bebé - Colocación de pendientes

Nuestro método de colocación de pendientes

  • Sin pistola, debido a que ejerce demasiada presión, y los pendientes pueden quedar asimétricos si el bebé se mueve.
  • Colocación manual y con el mismo pendiente que usará la bebé. Nunca se produce sangrado y se evitan infecciones, porque la colocación se realiza con el mismo pendiente de punta roma
  • Utilizamos la técnica de administrar suero glucosado, que minimiza el dolor y favorece la relajación del bebé.
  • También proponemos la «tetanalgesia» que consiste en pedir a la mamá que amamante a su bebé mientras colocamos los pendientes, lo cual aprovecha la gran sensación de seguridad y calma que experimenta el lactante durante el proceso de amamantamiento.
  • Por último, se recomienda a los padres que la colocación de los pendientes se realice después de la caída del cordón umbilical, para evitar posibles focos de infecciones al existir una herida abierta.

Cómo y dónde

  • Realizamos la colocación de pendientes en tu propio domicilio.
  • Técnica aséptica, utilizando material desechable.
  • El bebé siempre está en brazos de sus padres y se evita cualquier tipo de sufrimiento o trauma.
  • Además de la colocación, enseñamos a las mamás y los papás a realizar las curas posteriores, para que esta experiencia única en su vida se convierta en un recuerdo familiar feliz.

Duración y coste del servicio

  • Alrededor de 1 hora, dedicando no menos de 30 minutos a la colocación de los pendientes y así permitiendo que el bebé se mantenga relajado durante todo el proceso.
  • El resto del tiempo se dedica íntegramente a responder a todas las dudas que los padres puedan tener, incluyendo las curas de las que hemos hablado, los lavados nasales, cólicos del lactante, dermatitis e higiene de la piel, o cualquier otra inquietud que puedan proponer los padres.
  • El coste de la consulta a domicilio es de 35€, aplicable a Alicante y alrededores. Para otras localidades, por favor contáctanos.

Deja en manos de una enfermera pediátrica especializada un acto único y para toda la vida de tu bebé.